Protección al consumiro, un derecho cubano. Foto: Danay Naranjo Viñales
Protección al consumidor, un derecho cubano. Foto: Danay Naranjo Viñales

Hace algunos días el Ministerio de Comercio Interior (MINCIN), certificó la Resolución # 54 del 2018 que establece las indicaciones para la organización y ejecución de la protección al consumidor.

Según explican los directivos este documento expone los derechos y deberes del consumidor, elementos muy cuestionados pero hasta ahora no recogidos  en ningún reglamento empleado.

Refieren además que  el documento declara  que debe efectuarse el correcto pesaje y medición de los productos que se comercializan, lo que constituye  un paso de avance para garantizar la calidad del servicio.

A grandes rasgos, como decimos los cubanos por ahí va el tema.Sin embargo algo salta a la vista y es el factor humano.

Temas cuestionados por la población como el agravio,la impunidad, el maltrato y el desvío de recursos se han convertido en hechos normales y reiterados en nuestra sociedad.

Pero existe algo a lo cual debemos apelar  y que no se enseña ni se establece en documentos. Se llama conciencia  humana, sentido de pertenencia.

No considero necesario que las máximas autoridades de un sector  tengan que dictaminar resoluciones o leyes para que los servicios tengan calidad y cada cual haga su trabajo.

Aun existen unidades, no solo del Comercio y la Gastronomía, donde la falta de educación, la corrupción y la indolencia le dan la bienvenida al consumidor.

Esperemos que este nuevo documento no se convierta en uno más. Que no se engavete,que se cumpla y quienes recibimos el servicio a diario lo hagamos como merecemos. Haciendo realidad la frase  que dice mi trabajo es usted.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar