En solo unas horas diremos adiós al 2012 y los amancieros, como todo el pueblo de Cuba, se disponen a dar la bienvenida a un nuevo año cargado de sueños, esperanzas y expectativas.

El calendario tuvo momentos excepcionales, como el Sexto Congreso del Partido donde se aprobaron los Lineamientos de la Política Económica y Social del país, antecedidos de todo un proceso de análisis y consulta popular para contribuir a elevar la calidad, la productividad y la eficiencia en los sectores de la vida local.

Se hizo efectiva la apertura al trabajo por cuenta propia como fuente de empleo que ha permitido la inversión familiar en las pequeñas empresas y aportar al desarrollo de la economía nacional, así como se han flexibilizado restricciones en cuanto a la venta de autos, viviendas y la posibilidad de viajar al exterior, entre otras.

En el 2012 brilló nuestra capacidad para crecernos ante las adversidades de la naturaleza, tras el paso del huracán Sandy por las provincias de Santiago de Cuba, Holguín y Guantánamo; también se incrementó la lucha por el regreso de Los Cinco a la Patria.

Ante los retos que dejó el duodécimo año del siglo XXI los habitantes de la más sureña de las localidades tuneras se proyectan por  continuar elevando la eficiencia y la calidad en la producción de bienes y servicios e impulsar las labores de la zafra azucarera, principal rubro exportable.

Hombres y mujeres de todas procedencias, niños, jóvenes, estudiantes, trabajadores, maestros, médicos, profesionales, constructores, en fin, el pueblo todo aspira a consolidar los logros en la educación, la salud, la cultura y el deporte como complemento espiritual  de un país que con el esfuerzo creador de sus hijos crece en los indicadores económicos para mejorar los niveles de vida de la población.

Es la hora de abrirle los brazos  al 2013 con el concurso de las almas buenas y laboriosas del archipiélago mayor de Las Antillas, la convicción de que con el concurso de todos saldremos adelante, para consolidar una vez más, la obra invencible de la Revolución Cubana.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar