En el Lineamiento 168 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución,  referido al tratamiento a los trabajadores declarados disponibles procedentes del sector estatal, se patentiza el principio de humanidad que garantiza un empleo digno para cada cubano.

En el 2012, 1 321 amancieros fueron beneficiados con otras opciones laborales, de ellos   778 en instituciones estatales, mientras que a 817 les fueron concedidas licencias para ejercer el trabajo por cuenta propia.

Como un ejemplo del principio de que nadie quedará desamparado, 593 personas que por sus condiciones de salud no pudieron ser reubicadas en otros empleos, están bajo la protección de la asistencia social.

Yanelvis Pacheco Sutherland, subdirectora de la Dirección de Trabajo y Seguridad Social en el municipio tunero de Amancio, destacó que se ofrece un tratamiento diferenciado en la bolsa de empleo a quienes resultaron disponibles.

Se respeta en todo caso el tiempo de garantía salarial, y siempre que sea posible, se trata que el otorgamiento de la nueva fuente de empleo esté en correspondencia con el perfil de los obreros, en caso de  contar con títulos profesionales.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar