Amancio trabaja por una vivienda confortable. Foto: Niria Cardoso Estrada
Amancio trabaja por una vivienda confortable. Foto: Niria Cardoso Estrada

La construcción de viviendas es una de las acciones que encamina el país y a la cual se le presta gran importancia, de ahí que se incluyera como uno de los acápites en la nueva Constitución de la República de Cuba, recientemente aprobada.

Por tal motivo se insiste en que cada territorio impulse  la producción de materiales para la fabricación a partir de sus bases, y con la creación de las mini-industrias en los consejos populares.

En tal sentido Amancio da su paso al frente y ya se pueden ver los resultados, aunque vale aclarar, que aún resta mucho por hacer para que la oferta logre satisfacer la demanda.

Por ejemplo, si nos referimos a las 116 producciones genéricas que deben estar activas en cada base, como es el caso de los elementos de muro, de piso, los áridos, los fregaderos  y lavaderos de hormigón, los tanques de agua y las cubiertas, por solo citar los más demandados, hay que decir que Amancio mantiene un buen ritmo.

No obstante, los resultados productivos no son los planificados, pues en el mes de abril, solo se recibió el 56 por ciento del cemento pactado para ejecutar estas producciones locales.

También se trabaja en la confección de ladrillos, tema en el cual  se dan los primeros pasos con vistas a iniciar próximamente su comercialización.

A pesar de las dificultades  existen materiales para su expendio en la tienda, a la que se le asigna el 80 % de las producciones locales, donde además se  pueden adquirir los marcos y las tablillas de hormigón, bloques, losas para pisos, mesetas y tanques para agua, entre otros.

Por supuesto que a partir de las limitaciones de recursos como la gravilla, el polvo de piedra, el cemento y otros necesarios para producir, los planes aún se comportan muy por debajo, y encima de ello, se priorizan la ejecución de los subsidios y los esfuerzos propios, lo que genera insatisfacción en el pueblo, ávido de tener una vivienda confortable que responda a sus necesidades.

La producción  local es el camino a la solución de la vivienda en Cuba y se trabaja desde hace 6 años en la organización de este programa encaminado al fortalecimiento  de las bases productivas, que conforman el módulo de cada municipio.

Lo que se ha logrado solo marca lo mucho que se puede hacer aunque las necesidades acumuladas por más de 50 años están lejos de ser satisfechas por la producción a nivel local.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar