Rediseñar sistemas de trabajo, es la clave para resultados superiores en zafras venideras. Foto: De la Autora
Rediseñar sistemas de trabajo, es la clave para resultados superiores en zafras venideras. Foto: De la Autora

Con profundo análisis crítico y la mirada puesta en zafras posteriores se efectuó en el municipio de Amancio el balance correspondiente a la contienda cañero- azucarera 2018- 2019.

Los debates se centraron en aquellas dificultades presentadas durante el proceso productivo y sus consecuencias, así como la propuesta de acciones para evitarlas y solucionar los daños causados.

Trascendió, por ejemplo, que entre las principales indisciplinas estuvo el abandono por parte de los trabajadores de sus puestos de trabajo durante la parada de la industria y el poco control de los directivos en las acciones y procesos comprendidos en la etapa.

En lo relacionado a la Industria Azucarera, Julio García Pedraza, director de la Empresa Azucarera en Las Tunas, destacó la excelente calidad de las reparaciones pasadas. No obstante,  dijo que los problemas industriales presentados demuestran que quedaron aspectos sin resolver por lo que debemos ser más profundos en las tareas del actual proceso.

Por su parte Wilfredo Moreno García, jefe de Mecanización del Grupo Empresarial AzCuba, llamó al rediseño de los sistemas de trabajo pues se le presta poca atención a la parte técnica y ello provoca que el nivel  de roturas y la complejidad de estas aumenten.

Precisó además que el coeficiente de disponibilidad técnica de Amancio es malo y convocó a una mayor rigurosidad en la reparación y mantenimiento de los equipos de corte.

El número de roturas diarias reportadas durante la zafra anterior es elevado, de ahí que debe respetarse el tiempo destinado al mantenimiento.

La estrategia de corte fue analizada por Rafael Pantaleón Quevedo, Jefe de zafra provincial, quien propuso revisar el plan de trabajo e iniciar las acciones atendiendo a los bloques y frentes de cortes establecidos por la unidad empresarial de base Atención a Productores Agropecuarios.

Ello permitiría un mayor aprovechamiento de los macizos cañeros y evitaría dejar en el campo una cantidad de caña considerable tras la interrupción de los cortes con la llegada de la época lluviosa.

Por su parte Miladys Frómeta Varona, presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Amancio, insistió en que debemos entender la zafra como un proceso complejo donde intervienen varios factores que no permite fragmentación y exige
sentido de pertenencia y responsabilidad. De igual manera  destacó el sentido social de la zafra porque de su cumplimiento depende el desarrollo de otros servicios públicos.

Otros factores como la fluctuación de la fuerza de trabajo, las insatisfacciones existentes con el sistema de pago establecido, el bajo coeficiente de disponibilidad técnica  en los equipos de tiro de caña  a la industria y la poca capacitación del personal para ocupar puestos claves dentro de la industria, también fueron ampliamente debatidos por los presentes en el encuentro.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar