Manuel Modecir

Desde niño le apasionaba la guitarra. A los 17 años pudo comprar su primer instrumento, con las dudas de sus padres sobre lo que podía aportarle esa adquisición. Un amigo de la juventud, en sus ratos de ocio, le enseñó a tocar.

Como chofer de la ANCHAR (Asociación Nacional de Choferes de Alquiler Revolucionaria) trabajó hasta los años 90 del pasado siglo. “Siempre cogía mi guitarrita del cuarto y tocaba algo. Era compositor y yo mismo no lo sabía”, afirmó con un rastro de picardía en sus ojos.

Un promotor de la Casa de la Música Benny Moré, de Amancio, lo convidó a vincularse a esta institución, a lo que rebatió: “Ya soy muy viejo para eso”, pero el susodicho insistió arguyendo: “Compay Segundo triunfó a los 96 años”, palabras que lo alentaron a continuar adelante.

Luego inició una etapa de presentaciones de serenatas con otros trovadores y de ardua etapa para componer más 30 canciones de su inspiración, de ellas 17 inscritas en la Asociación Cubana de Derecho de Autor Musical (ACDAM).

Sus hijos están vinculados a la música y con ellos ha grabado temas como “Mi Cuba linda”, La frutabomba” y “Cuando te vine a buscar”.  El público amanciero acoge con igual agrado “El Barquito velero” y el corrido mejicano “A la orilla del río”, también de su autoría.

Actualmente, Modecir da vida a una singular peña el segundo viernes de cada mes en Los Paraguitas y en todos los eventos auspiciados por la Dirección Municipal de Cultura participa con renovado entusiasmo. Compuso recientemente una poesía y una canción dedicadas al desaparecido Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque.

Como un anhelo, Manuel Modecir quiere materializar la creación de un grupo de música azteca, el cual denominaría Mariachi Amancio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar