Estación repetidora de la señal de televisión en Amancio. Foto: Ana Iris Figueredo Torres.

Desde el año 2013 Cuba se preparó para implementar el conjunto de tecnología de transmisión y recepción de imagen y sonido mediante señales digitales, avance visto con muy buenos ojos por quienes optan por la televisión como medio de entretenimiento.

Hasta hace unos 6 años solo se contaba con la televisión analógica, la que necesita una gran cantidad de medios técnicos, como transmisores, lo que la hace más costosa y obsoleta.

Con la introducción de esta nueva tecnología, evidentemente el país está logrando un ahorro sustantivo y la perspectiva es continuar aumentando la calidad de la señal televisiva, aunque aún existen insatisfacciones.

Con solo caer las primeras gotas de lluvia se pierde la señal, algo que incomoda mucho a los televidentes, y que según los especialistas, responde a deficiencias en el cable de fibra que alimenta al municipio desde el sistema ubicado en la provincia, situación que se resuelve de inmediato luego de ser comunicado.

Aparejado a ello, es importante que se conozca cómo mantener en buen estado las antenas para lograr una imagen y sonido óptimos, además es imprescindible utilizar la tecnología compatible con este mundo digital, como es el caso de las muy conocidas cajitas.  

A casi 6 años de iniciado el proceso de introducción de la televisión digital terrestre en el país, unos siete millones de cubanos viven en áreas beneficiadas por la cobertura de esta tecnología.

En la quinta década del siglo XX la humanidad pudo apreciar las primeras emisiones públicas televisivas y poco a poco ese medio de difusión masiva se convirtió en una diva que cautivaba multitudes. Hoy, muchos países del mundo ya vieron el apagón de la televisión analógica y les aseguro que este país caribeño se prepara para el suyo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar