Imprimir
Categoría: Amancio
Visto: 384

Balance del trabajo comunitario en La Lomita. Foto: Ana Iris Figueredo Torres.

Toda una etapa de accionar colectivo donde el principal propósito   fue dar tratamiento a las tareas incluidas en el trabajo comunitario integrado Por Nosotros Mismos, es el resultado que hoy exhiben con satisfacción los vecinos de la circunscripción 35 de la comunidad rural La Lomita en Amancio.

En ameno intercambio con las autoridades del Partido y el Gobierno y  representantes de organismos con servicios vitales, Roberto Gerpes, miembro del grupo comunitario de esta demarcación gubernamental,  se refirió  a los logros y a la búsqueda de soluciones que estuvieron al alcance de los residentes en este apartado de la geografía amanciera.

Beneficios en la estructura del consultorio del médico y la enfermera de la familia, y la bodega, cambiaron sus imágenes, además de mejorar la higiene del lugar, con la convocatoria a jornadas de trabajos voluntarios.

Aún quedan inquietudes e insatisfacciones de la población residente en este asentamiento por resolver referidas a la inestabilidad en la distribución del cárnico, así como las relacionadas con las conexiones hidráulicas en algunas viviendas, lo que humanizaría este vital servicio en el barrio.

También está pendiente las mejoras del camino de acceso a la comunidad, lo que por déficit de recursos aún se mantiene entre los planteamientos y preocupaciones de estos electores.

Para los vecinos de la circunscripción 35 de La Lomita en Amancio, quedó claro que el Proyecto Comunitario Integrado Por Nosotros Mismos, es muestra de la unidad que debe existir en nuestros barrios, vía eficaz para solucionar algunos problemas, por eso apuestan por la Revolución y su continuidad.