Joven club de computación en Amancio. Foto: Ana Iris Figueredo Torres

En el año 1987 el país comenzaba un ambicioso proyecto social que pretendía enseñar computación a la mayor cantidad posible de niños y jóvenes.

Así, el 8 de septiembre de ese año, surgieron los Joven Club de Computación y Electrónica, una idea que llega a sus 32 años y que desde entonces se renueva de acuerdo a los tiempos.

Los primeros Joven Club se ubicaron en cada una de las capitales provinciales, y con el tiempo, los servicios asociados a las tecnologías de la información y las comunicaciones se ampliaron.

Las computadoras comenzaban a verse en las escuelas y las instituciones, y esa generación que no sabía cómo trabajar con las máquinas, comenzó también a recibir en los Joven Club las clases para lograr esas habilidades.

Dos años más tarde, se creó en el municipio de Amancio, la primera de las 3 instalaciones existentes en la actualidad, quienes trabajan en ellas luchan por perfeccionar cada día sus servicios, fortaleciendo la labor en las redes sociales, fundamentalmente, en las páginas sociales de Twiter y facebook.

Para estos profesionales de la informática, incrementar los programas y las actividades sociales es un reto, sobresaliendo las que desarrollan en los hogares maternos y con personas de la tercera edad, además de otros lugares donde es necesario que llegue la nueva tecnología.

La familia cubana, para los trabajadores de Joven Club, es su mayor meta, por eso, durante este tiempo, sus productos destacan por su calidad.

Tal es el caso de EcuRed, la enciclopedia cubana que aporta conocimiento universal a la mayoría de los ciudadanos, otro de los servicios que sobresale es La Mochila, un producto cultural de entretenimiento para todas las edades, y El Estanquillo, otra de las plataformas que funciona en tiempo real y se identifica por la descarga y visualización en su formato digital de medios de prensa tanto internacionales como nacionales.

Así, los Joven Club de Computación y Electrónica se proponen ser un espacio más cercano a la familia,  que sea capaz de educar y entretener, para dar  cumplimiento a la política de nuestro país, dirigida al desarrollo de la informatización de la sociedad cubana.