Producci{on de alimentos. Foto: Bárbara Borrás Aguilar

Garantizar la soberanía alimentaria es un propósito del país, y cobra especial significación en los actuales momentos que vive la nación con las medidas que impone el cruel cerco económico que aplica  el gobierno norteamericano a  La Mayor de las Antillas.

Juana María Borges Martín, vicepresidenta del Consejo de la Administración que atiende las esferas de Producción y Servicios,  dijo que de conjunto con la Dirección de Transporte se diseñan acciones que permiten mantener la producción y distribución de alimentos, para que la población sufra lo menos posible el impacto del déficit de combustible.

El propósito, dijo, es trazar estrategias que garanticen la entrega de las materias primas a las panaderías, así como, la  distribución a las unidades del comercio minorista.

En este sentido se realizan convenios con trabajadores del sector privado, en especial, coches y carretones, para trasladar estos alimentos tanto al área rural como urbana.

Las producciones agropecuarias se llevan en este tipo de transporte a las 9 placitas y 2 mercados agropecuarios, manteniendo así el abastecimiento de estas unidades, y lograr satisfacer las necesidades alimentarias de la población.

Por otra parte, se alistan las yuntas de bueyes que ya se emplean en varias bases productivas de la agricultura, en actividades como la preparación de tierras, lo que ha permitido en los últimos días alistar 29  hectáreas, fundamentalmente, del cultivo de  yuca.

Se implementan acciones también en el acopio de leche fluida para las dietas médicas, las embarazadas y niños, y en el caso de los productores que viven en lugares más alejados se les proporcionan la sal, el cortante y los sacos, para la producción de queso  o cuajo, a fin de su entrega oportuna a la Industria.

Asimismo se optimizan  los productos de la canasta básica y otros recursos, lo que logra un mayor ahorro de combustible, aseveró la dirigente gubernamental en Amancio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar