Daniel Fernández Pérez. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada
Daniel Fernández Pérez. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Por estos días son muchas las muestras de solidaridad que emanan como manantiales entre los cubanos, sobre todo si de apoyar la transportación de personas se trata.

Estos valores no son ajenos en el municipio de Amancio, al sur de la provincia Las Tunas. Un ejemplo es el porteador privado Daniel Fernández Pérez, quien ante las limitaciones con el combustible ha tenido actuaciones dignas de imitar.

Recientemente este porteador privado fue convocado por las máximas autoridades de la localidad, y ni corto, ni perezoso arrancó su camión, y de forma gratuita llevó a un grupo de personas que esperaban en la Terminal de Ómnibus para viajar.

“Los adelanté hasta Guáimaro, no podía llegar a Las Tunas porque el combustible no me daba, pero en ese momento lo que hacía falta era resolver el problema y fue lo que hice”, expresó con esa jovialidad que lo caracteriza.

“Me mantengo trabajando todos los días dando hasta dos viajes a la cabecera provincial, pues sabemos que son muchas las personas que necesitan viajar para estudiar, por problemas médicos o resolver algún trámite”.

“Pero no es solo en esta situación coyuntural con el combustible, cuando en el municipio han necesitado mi ayuda para apoyar la evacuación de personas en temporada ciclónica, siempre doy mi disposición, es lo menos que puedo hacer para apoyar las tareas que desarrolla el país, y aquí estoy para lo que haga falta”.

Esas son actitudes dignas de imitar, sobre todo, en estos momentos donde se requiere el concurso de los cubanos y su unidad para entre todos quitarle un pedacito al problema y resolverlo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar