Fidel, obra y ejemplo imperecederos. Imagen de archivo

Cada 25 de noviembre un mar de iniciativas colma los colectivos laborales y centros estudiantiles para rendir homenaje al eterno líder de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz.

Todo el pueblo se levanta hoy frente a las adversidades, convencido de que la mejor manera de honrarlo es con el trabajo y el cumplimiento cotidiano del deber dondequiera que estemos.

Justo cuando se cumplen tres años de su partida a la eternidad, los cubanos hacen gala del agradecimiento y así, combatientes, estudiantes, jóvenes, trabajadores y campesinos de esta localidad, desarrollan actividades productivas, deportivas, patrióticas y culturales como tributo al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

La conmemoración deviene, además, en jornadas de impulso a la producción de alimentos en áreas agrícolas estatales y campesinas, al tiempo que se apoya la construcción de viviendas y obras de beneficio social, se higienizan las cuadras y se adornan los locales.

Los pinos nuevos del municipio de Amancio dedican a la memoria de Fidel la realización de acampadas, encuentros con integrantes de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana y visitas a lugares de interés histórico local.

Todo un sinnúmero de acciones que resultan insuficientes para enaltecer la figura de quien representa el faro y guía de las actuales generaciones de cubanos.

No se trata de hacer culto de su personalidad sino de corresponderlo, de ser justos y demostrar que su ejemplo y obra son imperecederos.

Por ello, expresiones de agradecimiento y fidelidad se sucederán hasta el próximo lunes en el más sureño de los municipios tuneros, como reafirmación de los hombres y mujeres que aquí habitan, de ser dignos continuadores de la obra erigida por nuestro Fidel.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar