Cada 7 de diciembre los amancieros marchan hasta el Panteón de los Caídos. Foto: Rafael Aparicio Coello
Cada 7 de diciembre los amancieros marchan hasta el Panteón de los Caídos. Foto: Rafael Aparicio Coello

Cada 7 de diciembre el pueblo cubano conmemora la caída en combate de Antonio Maceo y de su ayudante Panchito Gómez Toro, grandes figuras de la historia Patria cuyo legado permanece a más de 60 años de triunfo revolucionario.

También ese día, desde 1989, en cada municipio del país se recuerda la llegada de los restos de 2 mil 085 mártires que cumplían misiones militares en África y otros 204 en tareas civiles.

Una vez más la Patria acogía a sus hijos, esta vez para darles sepultura en el "Panteón de los Caídos", en cada una de las localidades del país.

Hay que recordar que entre el 27 de noviembre y el 4 de diciembre de 1989 se realizó el traslado hacia Cuba de los restos, conocida en las páginas de la historia como la “Operación Tributo”. Se trataba de un grupo de hombres que perdieron la vida durante los más de 13 años que duró la presencia solidaria cubana en Angola y en otros escenarios de ayuda a pueblos hermanos, como Etiopía y Nicaragua.

Desde entonces, hace 30 años, todo el pueblo marcha en peregrinación hacia los panteones erigidos en su memoria, donde se les rinde merecido homenaje.

En el caso particular del municipio de Amancio hay que reconocer, que aunque esta actividad ha perdido en varios aspectos con el paso del tiempo, principalmente el protagonismo del pueblo, cada 7 de diciembre una representación de los habitantes de este sureño municipio inundan la principal arteria local hasta el cementerio cabecera donde se encuentra el monumento erigido en su memoria.

Familiares, vecinos, amistades y pueblo en general, no olvida la hazaña y por eso dedica la jornada al recuerdo eterno y al agradecimiento infinito por tanta entrega sin beneficio personal alguno.

Eran jóvenes, hijos, hermanos, amigos, padres de familia que dejaron todo a un lado con la firme convicción del cumplimiento del deber, porque la Patria  necesitaba de ellos.

Por tanta entrega y porque "honor a quien honor merece", como reza el popular refrán, este sábado desde horas muy tempranas daremos muestra de digno homenaje a esos hombres dieron todo por nuestra nación.

Una vez más cobran vigencia las palabras de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz cuando aquella mañana, con voz emocionada expresó: “Los cientos de miles de cubanos que cumplieron misiones internacionalistas militares o civiles, contarán siempre con el respeto de las presentes y futuras generaciones.

Estos hombres y mujeres a los que hoy damos honrosa sepultura en la cálida tierra que los vio nacer, murieron por los más sagrados valores de nuestra historia y de nuestra Revolución”

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar