Amancio rindió tributo a sus mártires internacionalistas. Foto: Dela Autor
Amancio rindió tributo a sus mártires internacionalistas. Foto: Del Autor

La quietud del panteón donde descansan los restos mortales de los caídos en misiones internacionalistas cedió ante el tributo de cientos de amancieros que partieron desde el histórico local del sindicato azucarero hasta la necrópolis local, para rendir el merecido homenaje a quienes, al decir de Fidel Castro Ruz, ofrendaron sus vidas por el Socialismo y el Internacionalismo Proletario.

 Por entre el gris de las nubes de un débil frente frío, el Astro Rey iluminó los sobrecogidos rostros que en patriótica procesión, marcharon por la misma ruta que tres décadas atrás, lo hiciera el cortejo fúnebre que condujo  los despojos mortales de once hijos de esta tierra para en luctuosa ceremonia sembrar su ejemplo y legado en el campo santo de la patria agradecida.

Encabezada por el pelotón de ceremonias, seguida por los sentidos acordes interpretados por la Banda Municipal y precedida por las principales autoridades políticas, gubernamentales y administrativas, una nutrida representación del pueblo rememoró las cargas mambisas del Titán de Bronce y su ayudante Panchito Gómez y trajo al presente las oleadas de jóvenes santiagueros levantados y guiados por Frank País, en apoyo al desembarco de la expedición libertaria liderada por Fidel.

Ya en el sagrado sitio la enérgica voz de la maestra internacionalista y del dirigente juvenil, se mezclaron con patrióticas cánticos, que anunciaron en el séptimo día del último mes del actual año, que la Revolución se sostiene sobre sólidas bases, que no hay relevo, sino continuidad y que la sangre de los buenos no se derrama en vano, porque morir por la patria, es vivir.

Cuando los vientos que llegan desde el norte revuelto y brutal auguran y apuestan por la desmemoria y el fin de la Historia, los legítimos patriotas, los agradecidos, apelamos a la invencible arma de la unidad y el tributo a  nuestro héroes y mártires como energía vital para dar riendas sueltas a las tradiciones de luchas libertarias e independentistas del pueblo cubano.

Hoy el tributo es compromiso y señal inequívoca del avance y continuidad de la dignidad conquistada y augurio de un futuro de resistencia y victorias.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar