Por una vida social más placentera. Foto: Ana Iris Figueredo Torres

Coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, hoy concluye el VIII Congreso de la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales (ANCI), que tiene lugar en el Palacio de Convenciones de La Habana, capital de todos los cubanos, desde el pasado Primero de diciembre.

Entre los temas a debatir por los delegados de la oriental provincia de Las Tunas,  están la eliminación de las barreras arquitectónicas y el acceso a medios  que faciliten el estudio y la reinserción social.

Al dialogar con Evangelina Zayas Tejeda, presidenta de la ANCI en el municipio de Amancio, conocimos sobre el    proceso previo a este encuentro, el cual se desarrolló en todas las estructuras de base y donde fue seleccionada la compañera Niurka Álvarez Álvarez como delegada de nuestra localidad en el cónclave.

Mencionó además, la necesidad de brindar un tratamiento diferenciado a estas personas en las comisiones para la solicitud de subsidios, aspecto que representa una de las principales inquietudes para los miembros de la referida asociación.
 
El más sureño de los municipios tunero cuenta con un total de 145  asociados a la ANCI quienes han alcanzado importantes resultados en todas las esferas sociales.

En correspondencia con el momento en que celebran el VIII Congreso de la Asociación de Ciegos y Débiles Visuales, los integrantes de esta agrupación, harán realidad el lema que los convoca a trabajar “Por la inclusión social conquistando un futuro sin barreras”.