Llega Abril con impulsos renovadores para los pinos nuevos de la Patria, que saludan los cumpleaños 51 de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), y 52 de la Organización de Pioneros “José Martí” (OPJM).

 

Con el mismo ímpetu de los años iniciales, hoy sus miembros se insertan en la construcción de un mundo mejor y posible llenos de toda su energía, responsabilidad, pureza y heroísmo.

El futuro descansa sobre los hombros de los niños y jóvenes de la mayor isla del Caribe, continuadores del legado del primer pionero mártir Paquito González Cueto, y de baluartes dignos de imitar  como Julio Antonio Mella y José Antonio Echeverría, quienes abonaron el camino de la libertad.

Artífices de las grandes realizaciones, del devenir histórico de la nación y de su despegue económico, son las nuevas generaciones de cubanos protagonistas de la construcción y perfeccionamiento del modelo socialista.

Los herederos del pensamiento y la acción de tantos hombres y mujeres que ofrendaron su vida y su sangre, materializan la visión de Fidel cuando afirmó  que creer en ellos es ver además de entusiasmo, capacidad; además de energía, responsabilidad; es ver en ellos pureza, heroísmo, carácter, voluntad, amor a la patria, fe en la Revolución y confianza en sí mismos.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar