En el municipio de Amancio continúan adoptándose las medidas pertinentes para sofocar el incendio que desde el pasado día 30 de marzo azota a la zona de San Miguel del Junco, un importante reservorio de especies de la flora y la fauna.

Según declaraciones ofrecidas por Lázaro Castellanos, jefe de protección y seguridad en la Unidad Empresarial de Base Forestal en esta  localidad, entre las causas que originaron el siniestro figuran la alta concentración de material combustible, generado por la intensa sequía y los eventos climatológicos ocurridos en el año 2008.

También inciden el actuar irresponsable de cazadores furtivos, conuqueros y personas que acuden al lugar en busca de productos agrícolas.

Hasta tanto no se logre sofocar las llamas, no se pueden emitir datos preliminares sobre los daños causados a la flora y la fauna, acotó Castellanos, quien además dirige el puesto de mando de la Unidad Empresarial de Base Forestal Amancio.

El directivo precisó que fuerzas especializadas con el apoyo de brigadas voluntarias forestales y soldados del Ejército Juvenil del Trabajo, laboran  arduamente en San Miguel del Junco, para minimizar los daños del siniestro, que hasta ahora cubre más del 50 por ciento del patrimonio forestal.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar