La circunscripción 67 de la comunidad de San Jorge en el municipio de Amancio, nuevamente fue testigo este domingo de cuánto puede hacerse con amor y armonía para lograr una mejor calidad de vida.

Los diferentes sectores comunitarios de conjunto con los  electores de esta demarcación gubernamental ubicada a 25 kilómetros de la cabecera municipal, trabajaron en el tratamiento de inquietudes como es el caso de la reconstrucción de una bodega.

En esta tarea fue decisivo el concurso de todos para lograr que hoy quienes residen en esta parte de la geografía amanciera disfruten de una instalación con las condiciones necesarias para la desarrollar con eficiencia esta actividad comercial, en tanto otras insatisfacciones se mantienen en proceso, destacó Marbelys Castel, secretaria de la Federación de Mujeres de Cuba en este asentamiento y miembro del grupo comunitario.

Entre las inquietudes de los citadinos sobresalen además colegiar soluciones inmediatas para satisfacer las necesidades de esta parte de la población amanciera donde se mejoren las ofertas gastronómicas, el fondo habitacional, así como los servicios eléctrico y de agua.

Juegos deportivos y actividades culturales también dieron un toque de optimismo al proyecto socio-cultural comunitario “Por nosotros mismos”, que insufló aires de transformación a los habitantes de San Jorge, donde se trabaja mancomunadamente por el bienestar común.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar