Maritza Moreno Pacheco. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Cada 25 de Mayo se celebra el Día Mundial de África para concienciar al mundo sobre los problemas que enfrenta el continente negro, así como sus avances y transformaciones.

Los cubanos amantes de las causas nobles han llegado a sus tierras para esparcir el amor por sus fértiles tierras, les ayudamos a liberarse del colonialismo, y luego les llevamos salud y educación.

Muchos son los amancieros que llegaron al continente negro, entre ellos está Maritza Moreno Pacheco, quien recientemente tuvo  la oportunidad de visitar Angola como pedagoga y aportar su granito de arena a esa nación africana.

Cuenta que son gente alegre que baila al compás del ritmo cadencioso de la Quisomba, que sus mujeres son muy trabajadoras y que aún preservan la costumbre de trabajar la tierra con los hijos sobre la espalda.

Que todavía reinan las costumbres heredadas de una sociedad patriarcal, aunque las mujeres jóvenes comienzan a ver la vida diferente.

También recuerda sus tradiciones fúnebres, el óbito como le llaman dura varios días, y es costumbre acompañar a la familia del fallecido, y aportar dinero para la ceremonia.

El cariño por la tierra de Fidel es inmenso, a los cubanos no importa la profesión se les llama Doctor o Doctora, y buscan aprender cada detalles que les puedan trasmitir.

África es un universo multicultural y hasta sus fértiles tierras llegan cubanos como Maritza Moreno Pacheco, para sembrar hermandad, humanismo y solidaridad, porque como sentenció Martí Patria es humanidad.