Imprimir
Categoría: Amancio

Un importante papel desempeñan los economistas cubanos, convirtiéndose en un ente indispensable para garantizar el éxito en desarrollo de nuestro país, para lograr mayor eficiencia en la producción y los servicios .

Su desempeño se fortalece aun más desde que el estado cubano, en busca de mejoras y el bienestar de la mayoría, comenzó a estudiar nuevos lineamientos económicos, los cuales fueron aprobados con la participación de todo el pueblo, teniendo la oportunidad de expresar sus propios puntos de vistas.

En la aplicación de estos cambios y transformaciones que permiten experimentar el nuevo  modelo económico, es determinante velar por el control y la eficiencia,  en cada empresa y entidad, además de apoyar el desarrollo de la cultura sobre estos temas dentro de la población.

Es ahí precisamente donde brilla el desempeño de los hombres y mujeres de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores (ANEC), quienes de manera  profesional se enfrentan a cada uno de los problemas que a diario  surgen en nuestras empresas, siempre a favor del perfeccionamiento  empresarial.

Hoy la delegación de Economistas amancieros exhibe importantes logros, entre los que resalta, el ostentar la condición de vanguardias nacionales, esta vez por quinta vez consecutiva.

En sus filas se encuentran   profesionales como Carlos Concepción Rubiel, quien por sus méritos tuvo la oportunidad de participar activamente en importantes eventos como lo fue el proceso de preparación, aprobación e implementación de los acuerdos emanados del Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Otro de los logros de los economistas amancieros recae sobre la master Adela Álvarez Fernández, quien recibió este año el premio de contabilidad “Abel Santamaría”, que otorga la organización a nivel nacional.

El resto de los que militan la ANEC se encuentran integrando delegaciones  como la del Banco de Créditos y Servicios y Servicios, La Empresa Azucarera, Economía Global y la Oficina Nacional  de Administración Tributaria, quienes tienen la responsabilidad de asesorar y contribuir a las auditorias que se realiza en los diferentes organismos.

Las asociaciones de base de la organización en este municipio de Las Tunas, hacen acto de presencia en los seminarios de preparación para lograr una mejor comprensión de los cambios económicos que se operan en el país y preparan la nueva cantera de economistas, entre otras tareas, que aunque no hago mención en esta oportunidad, tienen  gran impacto e importancia para nuestro desarrollo.

Este 26 de noviembre las delegaciones amancieras celebran su día con la satisfacción del deber cumplido, haciendo valer el compromiso de ser fieles vigilantes de la economía cubana, pues de ahí depende el desarrollo de un país que se levanta valiente y firme en su convicción de hacer frente a las limitaciones y leyes imperiales extranjeras que tratan de impedir a toda costa el avance del verde caimán de Las Antillas.