Como complementos en la formación integral del hombre nuevo, la cultura física y la recreación constituyen herramientas fundamentales de un movimiento que hoy está presente en centros estudiantiles y laborales, en diferentes entidades, tanto en el llano como en la montaña, convertido en indiscutible baluarte para el desarrollo de Cuba.

La instauración del 19 de noviembre como día consagrado a estas actividades, se remonta al año 1961 cuando el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, clausuró en La Habana la Primera Plenaria Nacional de los Consejos Voluntarios Deportivos.

Atendiendo a una petición de los activistas deportivos, a través del decreto número 128 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, emitido el 26 de enero de 1985, se instituye esta fecha como Día de la Cultura Física y la Recreación.

Las actividades de la cultura física y la recreación representan un  componente esencial de las políticas estatales en la promoción de valores educativos y de comportamiento cívico-moral en la personalidad de niños, jóvenes y adultos.

Más allá de su contenido netamente recreativo, las propuestas diseñadas por la dirección municipal del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), en Amancio, -con el apoyo de metodólogos, profesores y técnicos-, también contribuyen a crear espacios de sano esparcimiento, así como una cultura saludable que mejora la calidad de vida mediante la inclusión de todos los segmentos poblacionales, sin distingos de razas, credos o posición social.

Indudablemente, que esta constituye una conquista del socialismo cubano, cuya divisa principal es el hombre y hacia él se dirigen las políticas estatales para lograr su crecimiento espiritual, a la vez que lo preparanfísica y mentalmente en aras de construir un modelo cada vez más justo y humano.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar