José García Jerez, cumplió 100 años de edad con una vitalidad envidable. Foto Edilberto Revolta FallsCumplir 100 años es un privilegio que logran pocas personas. Para el amanciero José García Jerez,  el secreto está en no perder la alegría y el optimismo, y disfrutar del amor que le prodigan familiares, amigos y vecinos.

Pepe, como cariñosamente le llaman, confiesa sentirse muy feliz por los cuidados que recibe en su hogar ubicado en la calle F, del Reparto Jovellanos, en el municipio de Amancio, a unos 100 kilómetros al sur de Las Tunas.

Este carismático anciano proviene de una familia de longevos, pues sus hermanos y otros parientes ostentan el récord de haber vivido hasta los 115 años.

El paso del tiempo no ha mellado su espíritu. Aún mantiene una vitalidad extraordinaria que, afirma categóricamente,  “se la debo al trabajo que he realizado a lo largo de mi vida”.

Pepe es muy inquieto, y con su envidiable espíritu andariego, todos los días visita a sus hijos Pepito, Emma y Cira; e incluso, cuando puede, se da una escapadita y camina unos 4 kilómetros para compartir con otro de sus vástagos.

Aunque ya no con mucha frecuencia, a veces se monta en el ómnibus que cubre la ruta Amancio-Guayabal, -a 17 kilómetros de la cabecera municipal-, para llenarse los pulmones con la brisa del mar, y cuando le requieren dice que no está solo, va acompañado de todos los que viajan con él.

Todavía coge el machete y  ayuda a librar la tierra de malezas en una estancia propiedad de una de sus hijas, en la zona de Punta de Brava; con el auxilio de un asiento pequeño,  hace uso del instrumento con habilidad asombrosa.

“Tengo 7 hijos maravillosos; mi familia la componen 23 nietos, 37 bisnietos y 14 tataranietos, que me hacen muy feliz”, afirma sonriente.

No hace planes en caso de que la vida le de unos años más de vida, pero  no oculta su satisfacción por arribar a un siglo lleno de salud. Ni corto ni perezoso, recomienda a los que deseen integrar el club de los 120, ser respetuosos, sobre todo con las mujeres, a las que admira; además de trabajar y caminar para hacer mucho ejercicio.

 José García Jerez celebra su centenario rodeado del amor de su familia.Foto Edilberto Revolta Falls

 José García Jerez, junto a sus hijos.Foto Edilberto Revolta Falls

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar