El discurso pronunciado por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, en el acto central por el aniversario 55 del Triunfo de la Revolución en Santiago de Cuba, tuvo amplia repercusión entre los pobladores de Amancio, municipio ubicado a 100 kilómetros al suroccidente de la capital provincial de Las Tunas.

Las medulares reflexiones de Raúl, donde asevera que se perciben intentos de introducir sutilmente plataformas de pensamiento neoliberal y de restauración del capitalismo necolonial, ameritan un análisis profundo y consciente, dadas las circunstancias del mundo actual.

Petronila Tamayo, trabajadora jubilada del Taller Textil “Clemencia Cabrera”, de esta sureña localidad, puntualizó a Maboas Digital que los cubanos “estamos llamados a contrarrestar los cantos de sirena del enemigo que pretenden menoscabar nuestra identidad y los valores del socialismo”.

“Por eso, afirmó, debemos trabajar con mucho tacto para hacerles ver a las jóvenes generaciones que el capitalismo tratar de borrar la ideología y conciencia social de nuestra Revolución”, y elogió el nivel de preparación política y cultural de los niños y jóvenes, tal es el caso de la pionerita y la estudiante de Medicina, que leyeron unos discursos maravillosos”.

Enfatizó en que el proceso revolucionario solo tiene un solo objetivo: proteger a los más humildes, y no escatima recursos ni limitaciones materiales para ofrecer a cada cubano una mayor calidad de vida, como lo demuestran los grandes esfuerzos dirigidos a restaurar los daños ocasionados por el huracán Sandy en la provincia de Santiago de Cuba.

Secretario del núcleo zonal del Partido Comunista de Cuba (PCC), en la circunscripción 63, de esta sureña comarca, Andrés Aranda reconoció que las palabras de Raúl constituyen una alerta oportuna y un aliciente para continuar la batalla por el desarrollo económico y social del país, frente a un enemigo poderoso al que sólo le interesa destruir nuestra historia y cultura.

“Comparto el llamado a la nueva generación de dirigentes que van asumiendo responsabilidades a no olvidar que esta es la revolución socialista por los humildes, de los humildes y para los humildes", acotó Aranda.

Asimismo, puntualizó, nuestro presidente fue muy certero y categórico cuando dijo que es necesario perfeccionar y profundizar la democracia cubana, y mantener vivo el principio de consultar con el pueblo las decisiones vitales para el avance de nuestra sociedad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar