La Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) 26 de Julio, ubicada en el kilómetro 15 del municipio de Amancio tiene entre sus miembros a Ramón Ramírez Ramírez, un hombre que siente amor por la tierra y sabe como aprovechar al máximo cada pedacito de ella.

 

Según cuenta este campesino de mediana estatura, hace solo unos meses atrás, en estas áreas, que hoy trabaja con tanto amor y esmero, solo crecía el marabú  y otras malas hiervas.

Por iniciativa propia y en plena coordinación con los miembros de la junta directiva de esta base productiva, Ramón se puso al frente de lo que hoy constituye la Finca Escuela Número 6.

Allí labora con la ayuda de su familia, comenzando por desmontar las áreas cubiertas por maleza e incorporándolas paulatinamente a la producción de cultivos varios que a su vez sirve para su  alimentación y la de los animales que hoy tiene en corrales.

Allí se incrementa la cría de aves, contando con 25 gallinas ponedoras, renglón que aspira a continuar incrementando en el 2014, pues de ahí se garantiza el huevo y la carne.

Ramón también fomenta la cría de ganado menor, así como otras especies de aves y cerdos, a fin de apoyar el programa alimentario a los miembros de la organización campesina a la que pertenece.

Ejemplos como los de Ramón Ramírez Ramírez, productor incorporado a la Cooperativa de Producción Agropecuaria en el kilómetro 15  del municipio de Amancio, son dignos de seguir, donde se demuestra una vez más que la tierra vale, lo que vale el hombre que la trabaja.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar