Vivir en Cuba,  es una bendición, un privilegio dado a los que habitamos esta isla caribeña y yo doy gracias a ello cada día, pues los derechos de los que disfrutamos, le son negados a millones y millones de personas en el mundo, que sufren hambre, desnutrición analfabetismo y muertes tempranas, entre otras tantas penurias.

Hoy 10 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos, pero cuantos lo desconocen, tal vez nunca sepan que se  dedica una jornada para abogar por la justicia y la igualdad por un mundo mejor y posible como es el sueño de Fidel.

Para hablar de derechos humanos no tenemos que ir muy lejos en esta pequeña porción de tierra cubana, en el municipio de Amancio, ubicado al sur de la provincia de Las Tunas, sobran los ejemplos de cuanto se hace a favor del bienestar del pueblo.

Elizandra de los Milagros y Thiago, son niños prematuros que gracias a los cuidados del sistema de salud hoy tienen un desarrollo excelente en su peso y talla, así como los avances que deben lograr en sus 6 y 5 meses de vida, estos pequeños tienen un seguimiento especial y priorizado durante su primer año con la evaluación de neurólogos, cardiólogos y oftalmólogos, entre otros.

Alen es un paciente cero positivo que recibe tratamiento médico y dietético gratuito, y se encuentra vinculado a puesto de labor con todas las condiciones requeridas, además de practicar deportes y ejercicios físicos que elevan su calidad de vida.

Duniesy, con un cráneo farinjoma que le fue diagnosticado en los primeros años y con pronostico de vida reservado, hoy tiene 22 años gracias al empeño y tenacidad del ejercito de batas blancas y del estado que se ocupa de proporcionarle todo lo que necesita para vivir.

Son tantas cosas que pudiéramos decir de lo que se hace en Cuba garantizar los derechos humanos, como los 728 núcleos familiares amancieros que son atendidos por la asistencia social con ayudas monetarias, subsidios para la construcción de viviendas y tratamientos médicos.

Que decir de las mujeres y los niños y niñas, ellos son altamente beneficiados con programas que se encargan de su atención como las consultas de planificación familiar, el seguimiento a las embarazadas durante los 9 meses, la vacunación de nuestros pequeños que se inmunizan contra diversas enfermedades.

Las femeninas representan el 60 por ciento de la fuerza técnica y laboral, además de ocupar responsabilidades a distintos niveles, los discapacitados se unen asociaciones que les propician su desarrollo pleno y su inserción a la vida socialmente útil.

Tal vez seamos muy pobres si de economía se trata, pero cuando se habla de derechos humanos, de equidad, de igualdad, los cubanos somos ricos como ninguna otra nación en el mundo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar