Dentro de la delegación cubana al XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, a celebrarse en Quito, la capital de  Ecuador, sobresale el joven Reynier Castellanos Carmona, del municipio de Amancio, en el extremo sur de la provincia de Las Tunas.

Por sus resultados en la producción de alimentos y sus cualidades humanas y políticas, este campesino asociado a la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS)"Lino Álvarez de Las Mercedes", tiene el privilegio de representar a su localidad en la cita de las juventudes progresistas del mundo.

Hijo de Carlos Castellanos, un ganadero por excelencia, Reynier se decidió a cultivar la tierra desde los 15 años de edad, aunque también incursiona en la cría de ganado mayor.

Posee una gran masa de 20 reses, con la cual aporta 20 mil litros de leche anualmente, además de estar insertado en la ceba de toros, los cuales vende al Estado.

También apoya la alimentación del pueblo, y en especial el Programa Contra la Anemia en niños menores de 5 años y embarazadas con alto riesgo, entregando ejemplares de ganado ovino-caprino.

Según Reynier Castellanos, la magia está en trabajar la tierra con amor, pues ella constituye una fuente de riquezas para Cuba, donde la producción de alimentos es una tarea estratégica.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar