La celebración del Día de la Medicina Latinoamericana en Cuba compromete a los trabajadores de ese sector en el municipio de Amancio, -ubicado en la porción suroriental de la provincia de Las Tunas-, a elevar cada vez más la excelencia en la atención al pueblo, y garantizar los indicadores de salud.

Son muchos los frentes de combate de médicos, enfermeros, especialistas, tecnólogos, personal de apoyo y dirigentes administrativos y sindicales para hacer realidad los principios humanistas que han distinguido a este ejército de hombres y mujeres.

También resultan innumerables las conquistas de la medicina amanciera, pese a los obstáculos impuestos por el criminal bloqueo económico, financiero y comercial de los Estados Unidos contra el mayor archipiélago del Caribe, entre ellas la cobertura del sistema de atención primaria con el funcionamiento de los Consultorios del Médico y la Enfermera de la Familia, tanto en zonas rurales como urbanas; la incorporación de nuevos galenos y estomatólogos; la inauguración de un Centro de Diagnóstico Médico Integral (CDIM) para ofrecer consultas especializadas, y el seguimiento a los indicadores del Programa Materno Infantil (PAMI), con énfasis en la atención a la madre y al niño.

El sentimiento internacionalista acompaña a los amancieros y las amancieras que brindan sus conocimientos y ayuda desinteresada en países como Haití, Venezuela, Brasil, Angola y Qatar, donde han logrado salvar miles de vidas.

Asimismo se trabaja intensamente para disminuir la incidencia de patologías como el cáncer, los accidentes cerebrovasculares, las infecciones de transmisión sexual y el VIH-SIDA, así como las enfermedades infecciosas y digestivas; mención especial para el Heberprot-P, único medicamento cubano en el mundo que se utiliza en el tratamiento del pie diabético.

En fin, son múltiples los desvelos que prodigan los trabajadores de la salud a favor del bienestar de los amancieros; por ello, sirva este día para reconocer su abnegación, sensibilidad y entrega sin límites a una labor hermosa y agradecida.    

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar