Con 23 años de creada la Casa de Orientación a la Mujer y la Familia en el municipio de Amancio,-ubicado a 100 kilómetros de la provincia cubana de Las Tunas-, se ha convertido en un obligado espacio de orientación y reflexión para resolver las problemáticas que preocupan a las féminas que habitan esta comarca.

El master en psiquiatría Felipe Salazar, representante de esta entidad cuya sede se encuentra en la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), destaca la satisfacción que siente de liderar un grupo integrado 10 especialistas que se encargan de tramitar situaciones de maltrato, violencia domestica, desviación de la conducta, así como otras inquietudes, dudas y preocupaciones que llegan hasta ellos.

Salazar precisó que se reúnen todos los viernes para atender no solo a las mujeres que acuden en busca de ayuda, sino a cualquier miembro de la familia que este necesitado de información acerca de un tema determinado.

Asimismo puntualizó que han logrado transformar en muchos casos los modos de actuación de algunas familias y esa es una satisfacción que tienen todos los miembros de la Casa de Orientación a la Mujer y la Familia.

Aurora Pérez, secretaria de una estructura de base de la FMC en este municipio, apuntó que han traído varios casos entre ellos el de un niño con trastornos conductuales y gracias a la intervención de los especialistas le dieron tratamiento al pequeño y a su familia y hoy gracias a ello el infante ha mejorado su comportamiento a través del trabajo mancomunado del grupo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar