Momento en la rogatoria donde se pide la libertad de Los Cinco. Foto: Rafael Aparicio CoelloCantos, alabanzas, rezos y ruegos fue la vía utilizada por los integrantes de la Sociedad Espirita en Amancio, para reclamar la paz mundial, el entendimiento entre los hombres y la reunificación familiar de Fernando González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández, quienes junto a René González, actualmente en libertad, son víctimas del odio y la injusticia.

María Driggs, presidenta de la Sociedad Espirita en esta localidad, explicó las razones de la reunión y pidió a los presentes rezar por la salvación de la humanidad, porque reine la paz y la concordia entre los pueblos y que las buenas acciones se enfrenten al odio, las ambiciones y las desigualdades.

Por su parte Carlos Barallobre, vicepresidente de la agrupación, solicitó un buen pensamiento que lleve salud al líder histórico de la Revolución Cubana, compañero Fidel castro, a quien  consideró lazarillo de los pobres del mundo.

Los integrantes de la Sociedad Espirita en Amancio, enviaron un mensaje solidario a los colaboradores cubanos que cumplen misiones internacionalistas en varias partes del mundo y  pidieron a las familias el reforzamiento de los valores que nos distinguen como pueblo y nación.

En la rogatoria efectuada en  el campo  Nueva Luz y Hermanos, participaron miembros del centro espiritual Justicia, Amor y Paz, de la comunidad de Santa Amalia.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar