Desde que comenzó a implementarse en Cuba el proceso de otorgamiento de subsidios, asciende a más de 4 360 000 pesos la cifra asignada a personas naturales del municipio de Amancio, -en el extremo sur de la provincia de Las Tunas-, para la compra de materiales de construcción y el pago de mano con el fin de iniciar, reparar o rehabilitar viviendas, lo que refleja la voluntad política de contribuir a la elevación de la calidad de vida del pueblo.

Lo anterior fue corroborado por funcionarios y directivos que comparecieron hoy en el espacio de opinión y debate Micrófono Abierto, de la emisora Radio Maboas, donde se valoró la marcha y perspectivas de este programa de gran impacto social.

Al respecto Juana María Borges Martín, vicepresidenta del Consejo de la Administración Municipal (CAM), a cargo de la construcción en la localidad, precisó que esta medida beneficia a familias con baja solvencia económica, casos sociales, damnificados por eventos climatológicos, e incluso trabajadores.

La funcionaria puntualizó que las solicitudes se realizan teniendo en cuenta lo estipulado por el reglamento que rige esa actividad, donde los interesados deberán exponer con objetividad su situación socioeconómica para resolver las necesidades habitacionales, cuyo visto bueno lo da el órgano administrativo de la Asamblea Municipal del Poder Popular (estructura local de gobierno).

Hasta la fecha, en la más sureña de las comarcas tuneras 143 personas habitan en células básicas habitacionales, o están en la fase final de edificación, por lo que se trabaja intensamente para dar respuesta a un número significativo de solicitudes, en dependencia de los niveles de venta que logren las tiendas de materiales de construcción, de los cuales se destina el 40 por ciento para este programa.

Si bien los lugareños reconocen su alcance, es necesario potenciar la fabricación de materiales constructivos a partir de las potencialidades existentes en la geografía local, a través de alternativas que pueden incluir el trabajo por cuenta propia para diversificar los surtidos.

Por otra parte, la Licenciada Yaima Alfaro, subdirectora jurídica de la Dirección de la Vivienda en Amancio, indicó que los beneficiarios deben cumplir con rigor las nuevas modificaciones aprobadas, entre ellas el monto para construir la célula básica habitacional, de 25 metros cuadrados, que se extendió hasta 85 mil pesos, con lo cual pueden pagar también la transportación de materiales y los documentos técnicos concernientes a proyectos y licencias de obra.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar