Reina Torres Rosabal, dirigente sindical jubilada del municipio de Amancio. Foto Edilberto Revolta FallsReina Torres Rosabal, dedicó 37 años de su vida al trabajo sindical, la mayor parte de ellos a dirigir a los trabajadores del sector agropecuario en el municipio de Amancio, ubicado en el extremo suroriental de la provincia cubana de Las Tunas.

No hubo unidad productiva de esta comarca tunera,  en la que no dejó marcados su espíritu emprendedor, su alegría contagiosa y su constancia.

Para esta mujer, el contacto directo con los obreros es su vida y muestra de ello es que aún recibe visitas en su casa o muchos la detienen en la calle para aclarar una duda, o pedirle un consejo.

Ostenta con orgullo las medallas 25 años de labor ininterrumpida en el Sindicato Agropecuario y “Lázaro Peña”, y el sello 60 aniversario de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC); fue miembro del Comité Nacional del gremio más de 20 años, y participó desde el cuarto hasta el octavo congreso de su sector, y XVII, XVIII y XIX del movimiento obrero cubano.

También conserva certificados y diplomas por mantenerse durante años en el primer lugar de la emulación socialista, y ostenta la satisfacción de que la Empresa Agropecuaria de la localidad,  fue la primera en el país en declararse cumplidora en la batalla por alcanzar el noveno grado.

Con mucha vitalidad para continuar entregándose a la causa obrera, Reina sólo le pide a la vida más salud para poder trabajar más porque aún se siente con muchos deseos y energías.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar