En el municipio de Amancio,-ubicado a unos 100 kilómetros de la ciudad de las Tunas-, se brinda especial atención a los niños que no alcanzan el peso y la talla establecidos para su edad.

Niuris del Carmen Varona Alarcón, jefa de Prevención, Asistencia y Trabajo Social, en esta sur occidental localidad, precisó que 56 infantes que provienen de familias con bajos ingresos reciben una ayuda alimentaria gratuita.

Varona Alarcón precisó que estos pequeños son evaluados por los trabajadores sociales en su área de residencia, el médico y la enfermera de la familia, así como por el pediatra que emite su criterio sobre el desarrollo físico que va alcanzando el menor.

El módulo que se entrega mensualmente contiene cereales, granos, pastas, aceites y es asignado a los infantes mal nutridos comprendidos en las edades de 1 a 15 años.

Entre los beneficiados esta la pequeña Mirialvis Muñoz García, residente en el Reparto La Aurora de esta comarca tunera, sobre esta ayuda su padre Luvis Muñoz Cisneros reconoció la voluntad política del estado cubano, la preocupación de los factores involucrados en el mencionado programa para que cada niño o niña bajo peso o desnutrido reciba el suplemento alimentario, y el seguimiento que ofrecen las autoridades de salud.

Muñoz Cisneros expresó además su satisfacción por este noble gesto del estado de proteger a niños y niñas con problemas nutricionales, un principio de la sociedad socialista de no abandonar a ninguno de sus ciudadanos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar