Amancieros beneficiados con el programa Sistema de Atención a la Familia. Fotos: Ana Iris Figueredo Torres.Como parte de la atención esmerada que brinda el estado cubano al adulto mayor, surgen los Mercaditos Comunitarios a fin de ofrecer un sistema de atención a la familia de bajos ingresos económicos, mediante ofertas de productos a precios asequibles.

En tal sentido en Cuba se invierte anualmente más de 19 millones 600 mil pesos convertibles, en alimentos destinados a los beneficiados del Programa Sistema de Atención a la Familia.

Dicho plan surgió en el año 1996 y desde entonces tiene como fin complementar la alimentación de  jubilados y no jubilados, impedidos físicos, casos sociales y embarazadas con alto riesgo, así como personas protegidas por la Seguridad Social a quienes se les paga el consumo.

En el municipio de Amancio, -a 100 kilómetros de la provincia de Las Tunas- funcionan 9 de estas unidades, de los cuales y según las opiniones emitidas por sus propios comensales, la tención es aceptable, con doble sección de almuerzo y comida y su correspondiente balance nutricional.

Este programa a nivel de país incluye a 95 mil 476 comensales,  los platos se ofertan en mil 465 unidades existentes en todo el país, con el objetivo de propiciar mayor nivel de vida.

La entrega de los recursos alimentarios para los Mercaditos Comunitarios del Programa de Atención a la Familia se realiza balanceadamente, de manera que el aporte nutricional cubra la necesidad de kilocalorías, proteínas, grasas y carbohidratos en el almuerzo y la comida.

Habrá miles de obstáculos motivados por coyunturas económicas o de otra índole, pero lo que no puede bloquearse son las acciones que nos hacen grande como cubanos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar