La Escuela Especial "Darío Guevara", de Amancio, se convirtió en la primera institución educacional de esta sureña comarca en obtener el reconocimiento Centro cultural y deportivo más importante de la comunidad, por su destacada labor en la formación íntegra de los estudiantes mediante la interrelación con el entorno social.

En una armónica conjunción de expresiones artísticas, disciplinas deportivas, recreación y cultura física, se mostró el potencial de ese centro que acoge a 196 niños con necesidades educativas especiales que cursan del primero al noveno grado, y los dota de habilidades para la vida adulta e independiente.

A través de contagiosas melodías, la danza, la poesía, el teatro, tablas gimnásticas, juegos de baloncesto y bailoterapia, ese colectivo reafirmó su protagonismo en el entorno comunitario, al incorporar también al coro Amanecer, del Círculo Infantil "Roberto García Blanco", y abuelos del Hogar de Ancianos Batey.

Fue una emotiva jornada donde adquirieron especial dimensión personajes infantiles como el ratoncito Pérez, la cucarachita Martina, Ricitos de Oro, y Meñique; se cantó a la Patria y a sus héroes; no faltaron las estampas criollas y los bailes tradicionales cubanos, y la música alzó las notas para demandar el regreso de Antonio Guerrero, Gerardo Hernández y Ramón Labañino, presos injustamente en Estados Unidos.

De referencia en el tratamiento a niños con retardo en el aprendizaje por distintas causas, la Escuela Especial “Darío Guevara”, de Amancio,  implementa programas dirigidos a la preparación de los alumnos en oficios útiles, por lo que ha merecido múltiples reconocimientos, y es un ejemplo fehaciente de la esencia humanista de la Revolución Cubana.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar