Ileana Cardeso, economista amanciera.Foto: Ana Iris Figueredo Torres.La mujer cubana se ha distinguido siempre por su entrega y dedicación en cada tarea que se le asigne. Su papel en la sociedad, es objetivo esencial de la Revolución desde su llegada al poder hace más de medio siglo.

Tal es el caso de Ilena Cardeso, amanciera que desde muy joven, dio inicio a su vida laboral en la actividad económica.

Para ella controlar, fiscalizar y asesorar al personal constituyen palabras claves para llevar adelante un trabajo sostenible y con resultados.

No se escatiman horas ni días de la semana para lograr el objetivo propuesto, en una tarea  tan difícil y compleja en cada organismo y entidad.

Pero al igual que Ileana, en Amancio, el más occidental de los municipios tuneros también  se destacan en el control de la economía féminas como Delia Arjona, Maritza Maino, Emilia Sánchez así como otras como Lisnorys Bembribre que aunque más jóvenes , asumen ya tal responsabilidad.

Lograr la plena igualdad de la mujer en Cuba, fue un proceso que cubrió todas las esferas entre ellas la económica y la política. 

A todas ellas, el reconocimiento de un pueblo que vive momentos de transformaciones y cambios, y en el que el desarrollo económico desempeña un rol preponderante.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar