Conductores del programa Micrófono Abierto dialogando sobre las dificultades en la oferta de refrescos y cervezas a granel en Amancio. Foto: Ana Iris Figueredo Torres El sistema de atención y protección al consumidor en el municipio de Amancio, presenta fisuras que dan al traste con indisciplinas y delitos, sobre todo en la venta de refrescos y cervezas a granel.

Las opiniones y llamadas telefónicas de oyentes pusieron sobre el tapete inconformidades latentes  en torno a la discusión de este tema por periodistas y directivos de la Empresa de Comercio y Gastronomía, la Dirección Integral de Supervisión (DIS), y del Consejo de la Administración Municipal (CAM), durante la transmisión del programa Micrófono Abierto, que Radio Maboas, -al suroccidente de la provincia cubana de Las Tunas-, transmite cada sábado por la frecuencia 1450 Khz.

En su intervención, Ernesto Velásquez, subdirector de Gastronomía en Amancio, puntualizó que la estrategia para garantizar las ofertas a los consumidores protege la distribución de ambas bebidas para la zona urbana, específicamente en la Plaza Cultural, y en los proyectos comunitarios que tienen lugar en comunidades y asentamientos locales.

Si bien los amancieros exigen un mayor respeto a sus derechos a la hora de adquirir refrescos y cervezas a granel, se impone la necesidad de revisar las decisiones adoptadas al respecto, pues lo cierto es que a la luz pública se cometen infracciones en cuanto a la calidad, la cantidad y el precio de dichos productos.

Las demandas de la población están relacionadas con el elevado costo y la mala calidad en el expendio de las cervezas, por lo que se exige la aplicación de las normas establecidas, que incluyen la higiene, asuntos que deben involucrar a quienes tienen la responsabilidad de velar por el cumplimiento de la legislación vigente.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar