Niurka Álvarez agradece a la Asociación Nacional del Ciego (ANCI) las oportunidades que le ha brindado para realizarse como una persona digna y útil. Desde que en 1974 fue creada esta organización en el municipio de Amancio, -a unos 100 kilómetros al suroccidente de Las Tunas-,  son muchos los logros y avances en el empeño de integrar a las personas con algún tipo de discapacidad al desarrollo económico y social del país.

Como Niurka son muchos los amancieros que hoy forman parte también de las asociaciones cubanas de sordos e hipoacúsicos  (ANSOC), y de limitados físico-motores (ACLIFIM), cuyo objetivo es propiciar espacios de inclusión y desarrollo espiritual y material de sus miembros; sin dudas, una de las grandes conquistas de la Revolución Cubana que reafirma sus principios humanistas.

Para Yoslaine García, intérprete de la ANSOC en la más sureña de las localidades tuneras, los esfuerzos son invaluables, a pesar del impacto del férreo bloqueo económico, financiero y comercial  impuesto por los gobiernos de Estados Unidos  contra Cuba, así como de la crisis internacional, que también afecta a los sectores más desprotegidos en sociedades del Primer Mundo con un alto desarrollo.

“Más allá de demandas materiales y espirituales, la ANSOC se ha convertido en una gran familia, donde todos compartimos; se realizan fiestas y actividades, la mayoría autofinanciadas por nosotros mismos; participamos en tareas convocadas por la Revolución; es decir, que la comunidad sorda amanciera no se siente discriminada, aunque todavía falta mucho por hacer, y fundamentalmente reafirmar el papel de la familia para lograr la plena inserción de nuestros asociados a la vida útil; tampoco debemos pasar por alto que próximamente uno de nuestros miembros recibirá en La Habana un implante coclear”, afirmó.

En su emisión del sábado último, el espacio de opinión Micrófono Abierto, de Radio Maboas,  fue portador de la labor que se materializa en esta oriental comarca para cumplir los objetivos de diversos programas dirigidos a proteger y dignificar a las personas discapacitadas.

En este sentido, Adelaida Álvarez, directora municipal de Trabajo y Seguridad Social,  significó que  como órgano de relaciones tienen la misión de poner en práctica un grupo de acciones para atender las demandas de los miembros de la ANCI, la ANSOC y la ACLIFIM, que competen a la vivienda, la salud, el deporte, el empleo y la seguridad social, sobresaliendo el otorgamiento de subsidios gratuitos, el pago de servicios y la incorporación de los adultos mayores al Sistema de Atención a la Familia (SAF), donde se les garantiza su alimentación a precios muy módicos.

Por su parte, el sector educacional también desempeña un papel primordial en la formación de los niños con limitaciones físicas desde las edades más tempranas,  para lo cual se cuenta con un personal altamente calificado y una red de centros especiales donde aprenden habilidades para su desenvolvimiento, en tanto se potencia un fuerte movimiento deportivo, que rinde frutos por la participación de atletas locales en competencias de alto nivel, como los Juegos Paralímpicos.

En el municipio de Amancio se hacen realidad las políticas del Estado cubano para ofrecer seguridad y una vida feliz a  quienes padecen limitaciones físicas, sin distingos de razas ni exclusiones, porque el hombre es el capital más valioso de la obra revolucionaria.  
 


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar