Fiesta proletaria en Amancio. Foto: Edilberto Revolta Falls Una representación del pueblo amanciero agrupado en 16 bloques, dio una contundente respuesta a la convocatoria hecha por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros General de Ejército Raúl Castro Ruz, de hacer temblar la tierra en el desfile por el Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores.

Desde bien temprano en la mañana podían apreciarse el entusiasmo y alegría de niños, jóvenes y adultos en la populosa Avenida Sergio Reynó de esta localidad, ubicada a 100 kilómetros al suroccidente de la provincia cubana de Las Tunas.

Perfectamente organizada, la marcha comenzó a las 7:30 am frente a la sede del Comité Municipal del Partido Comunista de Cuba (PCC), y la encabezaron las máximas autoridades políticas y gubernamentales, así como dirigentes de organismos provinciales y jubilados.

Los trabajadores del Sindicato de la Salud Pública  iniciaron a la celebración proletaria, con el predominio  de múltiples iniciativas y la amalgama de colores rojos, azules y blancos que distinguen a la bandera de la estrella solitaria.

Fue una jornada memorable en la que algo más de 19 500 lugareños, tanto en la zona urbana y en el asentamiento costero de Guayabal, reafirmaron el apoyo irrestricto a la Revolución, al Socialismo y a los líderes Fidel Castro Ruz y Raúl Castro Ruz.

No faltaron las manifestaciones de hermandad y solidaridad con otros pueblos del mundo, en particular con la República Bolivariana de Venezuela, víctima de campañas desestabilizadoras del imperio para destruir el legado del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, y mantener su poderío hegemónico.

También fue unánime el reclamo de libertad para los antiterroristas cubanos Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández, quienes cumplen injustas condenas en Estados Unidos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar