La calidad del producto final es el objetivo supremo de los trabajadores de la Unidad Empresarial de Base Central Azucarero “Amancio Rodríguez”, quienes realizan ingentes esfuerzos para arribar al cierre de la zafra 2013-2014 con el plan de producción cumplido.

Amén de las deficiencias técnicas en las operaciones industriales, en todas las áreas del ingenio local se aúnan voluntades para lograr una meta difícil, pero no imposible: aportar al país 32 000 toneladas de crudo.

Consecuentes con ese gran desafío, tanto obreros como directivos no pierden de vista el comportamiento de los parámetros de calidad del azúcar, así como de las mieles, el bagazo y los jugos.

Ello implica observar rigurosamente indicadores fundamentales que dan la medida del buen desempeño de los hombres en aras de entregar un producto a la altura de las exigencias del mercado.

Aparejado a esta batalla por la eficiencia, está la implementación de un sistema emulativo que toma en cuenta el cumplimiento de las normas y procederes establecidos para el proceso fabril.

Todavía restan jornadas de intenso bregar para los azucareros amancieros, pero se ratifica la convicción de que la palabra empeñada se hará realidad con vergüenza y optimismo.     

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar