Con una capacidad de 6 160 000 metros cúbicos de agua, la Derivadora Sevilla, ubicada en las márgenes del río de igual nombre en el municipio de Amancio, está vertiendo en estos momentos a plena capacidad.

Según Rodolfo Lastre, representante del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) en esta localidad situada a 100 kilómetros al suroccidente de la provincia de Las Tunas, la situación es favorable  lo que garantizará el riego agrícola en la etapa de sequía.

Hasta la fecha no han ocurrido precipitaciones  significativas, como lo demuestran los 50 milímetros de lluvias registrados por las láminas pluviométricas.

No obstante, las mayores dificultades están en las cuencas subterráneas, ya que en estudios realizados a 22 pozos se conoció que los niveles hídricos están por debajo de la media histórica.

La mayor prioridad para el INRH en Amancio es trabajar   en el enfrentamiento a indisciplinas sociales y conductas que pueden ocasionar accidentes, entre ellas instalar equipos de riego en represas sin la autorización requerida, utilizar embalses y otros cauces fluviales como áreas de baño, y pastar animales a orillas de ríos, arroyos y cañadas.    



Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar