Padre es quien educa, quien da amor, quien te guía en la vida, quien da el ejemplo, quien forma valores y principios; por eso padre no es cualquiera, es un ser especial de quien aprendemos todos los días y nos reflejamos en su ejemplo y enseñanzas.

Para mí es insustituible su figura, pues él está presente en cada momento de nuestras vidas apoyándonos en los buenos y los malos momentos, pendiente de las necesidades, de las preocupaciones que tenemos, siempre desvelándose con las cosas que nos angustian.

Tal vez cuando recibió la noticia que sería padre nunca aquilató la responsabilidad que asumían al traer a un nuevo ser tan diminuto que le dio temor de tener en sus brazos al verlo tan pequeño e indefenso.

Pero vigilar su sueño, escuchar sus primeros balbuceos, su primera palabra, su primer dientecito o su primer paso, hizo que más de una lágrima rodara por sus mejillas.

Han pasado los años y nos complace disfrutar de su cariño, buscarlo para conversar cuando algo nos preocupa o simplemente porque lo extrañamos.

Ya no es tan fuerte como antes y ahora somos nosotros los encargados de servirle de sostén, y ayudarlo a andar por la vida con ese mismo cariño que nos profesó, por eso padre es quien nos da la vida y nos da amor, por eso para nada es cualquiera, simplemente es muy especial e indispensable. ¡Mil felicidades en este día, papá!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar