Con el inicio de la temporada ciclónica en Cuba, -comprendida entre el 1 de junio y el 30 de noviembre-,  los amancieros se preparan con el objetivo de enfrentar los efectos de fenómenos meteorológicos extremos como lluvias intensas, inundaciones severas y huracanes de gran intensidad.

El programa Micrófono Abierto, de Radio Maboas, dio tratamiento en su emisión sabatina a las acciones adoptadas por organismos e instituciones estatales para el resguardo de los recursos humanos y materiales.

Martha Tejada Arias, presidenta de la Comisión de Evacuación, informó que en esta localidad están ubicados 34 de recepción de las personas residentes, -un total de 1893-, en comunidades que puedan ser afectadas por las inclemencias climatológicas, y para lo cual se disponen de todos los aseguramientos necesarios.

La funcionaria explicó que debido a las características del relieve, -en su mayoría con predominio de terrenos llanos-, la más sureña de las localidades tuneras puede sufrir el impacto de inundaciones en zonas bajas y vulnerables, a la vez que se puntualizan los aspectos relacionados con la salud y atención a los grupos poblacionales considerados de riesgo, como niños, ancianos, y mujeres embarazadas.

Las medidas de protección establecidas para estos fines, incluye además la labor mancomunada de empresas y organismos con el fin de lograr el saneamiento higiénico-ambiental, como la poda de árboles, la eliminación de depósitos de basura y residuales, limpieza y zanjeo de calles y avenidas con una situación difícil, lo cual requiere de equipos complejos.

En sus respectivas intervenciones, Leonardo Boza y Enrique Torres, directores del Instituto de Planificación Física y de la Unidad Presupuestada de Servicios Comunales, hicieron referencia al sistema implementado por el Consejo Municipal de Defensa para velar por el cumplimiento de las regulaciones urbanísticas y de la recogida de desechos sólidos.

Asimismo, participan otras entidades cuya responsabilidad es prever el mínimo de afectaciones en servicios básicos, entre ellos la salud pública, el transporte, la distribución de alimentos y de agua segura.

Como parte de los objetivos cumplidos en el Ejercicio Meteoro 2014, en el municipio de Amancio se han creado las condiciones necesarias para minimizar los daños que ocasionan los fenómenos atmosféricos que tienen lugar del 1 de junio al 30 de noviembre, por lo que la premisa es prevenir con tiempo las vulnerabilidades y proteger la vida humana.      

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar