Han transcurrido más de 15 años de una injusticia que aún mantiene encarcelados a tres hombres dignos cuyo único delito fue salvar al mundo del terrorismo y la muerte. Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero mantienen inalterables los valores y principios de justicia, pese a la perfidia de sus captores. 

Por eso, la batalla por su libertad no cesa, y muchas son las acciones que tienen lugar en todos los confines del planeta para lograr ese propósito.

En el municipio tunero de Amancio, los trabajadores del Instituto Nacional de Deportes, Cultura Física y Recreación (INDER) en esta oriental comarca, comparten espacios con personas sancionadas en aras de incentivar su enriquecimiento espiritual e incorporarlas a la sociedad, según afirmó Ernesto Reyes, jefe del Departamento de Cultura Física.

“Nosotros encaminamos una serie de actividades para sumar a la población a esta causa, pues las autoridades estadounidenses persisten en su empeño de hacer valer las injustas condenas impuestas a nuestros hermanos prisioneros. Por ejemplo, hoy realizaremos una intervención en el Centro de Trabajo y Estudio Municipal (CETEM), donde compartiremos con las personas sancionadas juegos recreativos y de participación, así como se ofrecerán charlas educativas e informativas sobre cuestiones importantes”, precisó Reyes.

Los miembros de la Brigada de Instructores de Arte “José Martí” también se suman a la cruzada para contribuir al retorno de nuestros Héroes a la Patria, así lo atestigua Geysel Cervantes, presidenta de ese valioso ejército.

“Nosotros tenemos el gran reto de sembrar la sensibilidad en cada  niño, joven, trabajador, estudiante, ama de casa, ancianos, para que se haga posible la libertad. Como parte de las tareas que nos corresponden, vamos a potenciar los asaltos a centros de trabajo, y las presentaciones artísticas en barrios y comunidades;   además, apoyaremos a las escuelas que funcionan como centros deportivos y culturales en el verano, para reafirmar nuestro mensaje”.

El clamor por la liberación de Gerardo, Ramón y Tony cada día cobra matices de victoria y firmeza entre los amancieros. Cada esfuerzo materializado persigue un solo objetivo: traerlos de regreso a su tierra querida.  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar