Miembros de la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores, la de Ciego y débiles Visuales y la de Sordos e Hipoacústicos en el municipio de Amancio, manifiestan sus inquietudes sobre la forma en que reciben sus derechos y beneficios ante el resto de la sociedad.

De acuerdo con lo informado por Aida Quiñones, presidenta de la ACLIFIN en la localidad, el cien por ciento de sus miembros disponen de un carne, documento que los identifica y el cual están en la obligación de presentar ante cualquier reclamación de sus derechos.

En estos momentos los integrantes de la ACLIFIM, la ANSOC y la ANCI están inmersos en la preparación para integrarlos a una existencia socialmente útil, sin barreras ni obstáculos, constituyendo una de las prioridades para la etapa.

Quiñones agregó que el Estado cubano mantiene un presupuesto de subsidio en función del desarrollo de la ACLIFIM, con prioridad para los planes de los territorios y la compra de sillas de ruedas y otras ayudas para la movilidad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar