Con el mérito de haber sido el primer amanciero con una obra publicada, el escritor Juan Bautista Benítez, -autor de las emblemáticas “Equinoccio de los héroes” (testimonio), y “El corazón es casa para los recuerdos” (narrativa), acaba de finalizar dos interesantes proyectos.

Las propuestas de Benítez están listas para ser evaluadas por una comisión de lectores especializados, que dará su veredicto de publicación a la Editorial Sanlope, de Las Tunas.

La primera obra está inspirada en el cuento “Ronald”, un internacionalista que retorna de su misión con amnesia total y es objeto de burlas en su localidad de origen.

Un accidente frente al Monumento de Amancio Rodríguez, le hace recobrar sus lazos familiares y la relación con su novia, sustentanto la trama del relato.

Los conflictos existenciales de un profesional frustrado es el argumento del segundo borrador –aún sin título-, y donde describe la historia de un ingeniero cuyos problemas por la infidelidad de su esposa lo hacen presa del alcoholismo, pierde su trabajo y es abandonado por todos. Su existencia toma un nuevo rumbo al encontrarse con un forastero.

“Siempre escribí cuentos, nunca me atreví a redactar novelas pues respeto ese género. Me decidí a escribirlas por el tunero Guillermo Vidal, quien me corroboró que yo podía hacerlo”, confiesa Benítez, que ya incursiona en otras variantes literarias como poesía libre y ritmática, décima y soneto.

Asegura que el movimiento literario en Amancio "ha tenido altas y bajas, con épocas de efervecencia, declive o letargo, pero en este momento está fuerte; se busca talentos o muchachos jóvenes en las escuelas secundarias y en los talleres literarios del pre-universitario”.

También aseguró que la literatura se va fortaleciendo, y está encaminada a perfeccionar aún mas el camino transitado hasta ahora.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar