Yaniluz Cordoví Vega con sus alumnos.
Yaniluz Cordoví Vega con sus alumnos.

Desde pequeña le fascinó cantar y creció entre notas y arpegios endulzando con su voz maravillosa, los oídos de muchos que sin tener el más mínimo conocimiento musical, reconocieron su talento.

Por ello a Yaniluz Cordoví Vega, no le fue difícil escoger su profesión: instructor de arte, porque dedica su vida a lo que mejor saber hacer cantar y educar el gusto musical.

Ser instructor de arte es una tarea difícil porque nos enseña, por todo el trabajo que desarrollamos con todos los grupos poblacionales, es hermoso sobre todo trabajar con niños, apunta.

Estoy satisfecha porque hemos crecido en la parte cultural en la transformación del entorno sonoro y visual no solo de las escuelas, sino también de las comunidades donde nos insertamos y estoy super feliz de  la labor que realizo, porque sé que soy útil y hago lo que me gusta.

Lo que aprendió lo trasmite a otros y acompaña el crecimiento de sus alumnos y sus compañeros de labor, “somos maestros por excelencia porque educamos no solo desde las artes, sino desde todos los puntos de vista porque propiciamos la formación de una cultura general-integral”.

Siente la satisfacción de que muchos de los niños con los que trabajó hoy son hombres y mujeres y se me topa en la calle y le dicen, gracias, profe, lo que aprendí con usted me ha servido de mucho y eso es muy gratificante.

Por su calidad y entrega fue designada para formar parte de la misión “Cultura, corazón adentro”, en la República Bolivariana de Venezuela, que marcó  su vida tanto personal como profesional.

“Desde que llegue me entregue a mi trabajo y eso me hizo formar parte de la brigada artística de caracas y estuve presente en acontecimientos importantes del país, con el presidente Nicolás Maduro, con nuestro presidente Raúl Castro, en la Cumbre del Alba, en el recibimiento a los Cinco Héroes”.

“Aprendí mucho en Venezuela, pero más que una evaluación excelente de mi desempeño en un papel, me llevó la satisfacción de que cumplí con lo que fue a hacer allí, me llevo su cultura, el calor de su gente”.

Yaniluz Cordoví Vega, forma parte de un guerrilla que carga sus mochilas de sueños, y guitarra en mano, pincel en ristre, cabalgan bien profundo en la sensibilidad humana para hacernos crecer.

Yaniluz con Maduro y Raúl en Venezuela

Yaniluz Cordoví Vega

Yaniluz Cordoví Vega

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar