Bibliotecas por el desarrollo intelectual. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.
Bibliotecas por el desarrollo intelectual. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.

Leer no es solo aprender a conocer; es sobretodo compartir, investigar. Es adentrarnos en el conocimiento del ayer, perfeccionar el mundo actual y descubrir las intuiciones del futuro.

La Constitución de la República de Cuba en su artículo 39 establece que el Estado “orienta, fomenta y promueve la educación, la cultura  y las ciencias”. Y son precisamente las bibliotecas, espacios sociales insustituibles para la lectura, la recreación, el aprendizaje continuo, la investigación y acceso libre a la información que apoyan la formación integral de cada ciudadano.

Con esta premisa se desarrolló en Amancio, el Evento Zonal de Investigaciones de las Bibliotecas del Sur, con representación de los municipios de Colombia, Jobabo y la localidad sede.

Tres motivaciones especiales impulsaron a este grupo de investigadores: el 205 aniversario del natalicio de Antonio Bachiller y Morales, considerado el padre de la Bibliotecología en Cuba; al Día del Bibliotecario y al 45 de la fundación de la Biblioteca Pública “Julio Antonio Mella”.

Fueron presentados 14 trabajos en el orden de la bibliotecología y las ciencias de la información que faciliten el fomento del hábito de la lectura, perfeccionar la labor técnica de estas instituciones, y elevar la calidad de los servicios en el Sistema de Bibliotecas Públicas,  los Centros de Información y la Red de Bibliotecas Escolares.

Ana María Castillo, especialista de la biblioteca provincial “José Martí”, aseguró que estos eventos guardan un significado diferente que repercute en el público asistente. Incluyen, apuntó, el impacto de las nuevas tecnologías de la informatización, según las temáticas que necesiten los usuarios.

A lo largo de la historia, las bibliotecas juegan un papel determinante en el desarrollo sociocultural de cada nación. La clave está en que son depositarias de la experiencia y el aprendizaje que la humanidad acumuló en el pasado. Además, son fuentes inagotables de hábitos correctos que contribuyen al enriquecimiento intelectual y recreativo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar