Teresa Ramírez, trabajadora de cultura. Foto: Ana Iris Figueredo Torres

En estos tiempos en que gran parte del mundo enfrenta la pandemia del nuevo coronavirus, Cuba adopta un grupo de medidas muy bien pensadas, pero que han provocado cambios en el ritmo de vida de nuestro pueblo, precisamente en busca de la protección de su salud.

El  aislamiento social es una de estas orientaciones, muy eficaz  por cierto, para frenar y controlar esta letal enfermedad.

Por tal motivo los colectivos de la Dirección de Cultura en Amancio, han dejado a un lado sus labores habituales desde sus instituciones, para incorporarse a otras, atemperadas a los  tiempos de Covid.

Unos se vinculan a la actividad de mensajería en las comunidades, brindando su valiosa ayuda a las personas mayores de 60 años que viven solos.

Otro grupo se dedica a la pesquisa casa a casa, tarea que permite detectar a tiempo si estamos en presencia de algún caso de infección respiratoria aguda o de covid 19, lo cual ha dado muy buenos resultados al poder darle tratamiento oportuno.

Un gran numero de estos trabajadores se incorporan también a las labores agrícolas para apoyar la producción de alimentos en el municipio, tarea de gran importancia que garantizará las ofertas al pueblo, más  hoy, que como decía al inicio, se impone el aislamiento social para frenar esta temible enfermedad que ha cobrado tantas vidas en otros países, numero que hemos logrado reducir en la nación.

Lo cierto es que hoy los trabajadores de la Dirección de Cultura, no se quedan de brazos cruzados, su empeño, dedicación y entereza; la ponen en función de hacer a favor de enfrentar de la mejor manera, la covid 19, enfermedad que entre todos venceremos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar