Ofrenda en el monumento Amancio Rodríguez HerreroAmancio Rodríguez, Las Tunas.—Toda­vía este legendario poblado de acentuadas y bien criollas raíces azucareras, bulle agitado por la emoción que originó entre sus habitantes el Se­gundo encuentro “regional” de clubes amantes de la música de la llamada Década prodigiosa.

Y entrecomillo “regional” porque, no solo del oriente cubano arribaron personas para evocar, revivir y darle aún más vida a aquellas melodías.

De acuerdo con un mensaje de gratitud a la página cultural del periódico Granma, por la información publicada antes de la cita, Eduardo Álvarez Rodríguez, su máximo organizador, su­braya el orgullo de haber recibido allí a casi 400 participantes, en representación de 25 clubes asentados en 17 municipios de las provincias de Granma (la mayoría), Camagüey, Las Tunas y Ciego de Ávila, además de la abrumadora presencia de habitantes de la zona, predominantemente jóvenes, “hecho que —según reitera— asombró a todos”.

Pero si algo hizo jirones las medidas del espacio geográfico fue el modo en que destacados artistas de la Década también se las ingeniaron esta vez para estar de algún modo “presentes”.

Así lo remarcó el envío de cuatro carteles desde España, con el sello de Fórmula V, María del Car­men Arévalo, conocida como Cristina (del grupo Stop); Agustín Rodríguez, guitarrista de Los Ángeles y José María Moll, baterista de Barrabás.

También fueron difundidos a pantalla amplia en pleno corazón de la Plaza Cultural dos mensajes en video, hechos llegar por Cristina y Agustín, así como una conversación telefónica en vivo y directo con Moll.

No es casual, por tanto, que algunas de esas y otras figuras hayan expresado su deseo de asistir al venidero encuentro (2017), incluido Paco Pastor, cantante del emblemático grupo Fór­mu­la V.

Por ello, Amancio “convulsionó” durante dos intensos días, en que imprevistos como los de la lluvia o la súbita explosión de un transformador eléctrico (acaso por efecto también de la emoción) no pudieron restarle decibeles de júbilo a un encuentro tan prodigioso como la música que sus organizadores se han propuesto mantener sencillamente cada día más viva.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar