“En prever este el arte de salvar”, está predica martiana la acogieron los docentes amancieros que durante cuatro días analizaron y evaluaron los objetivos del trabajo preventivo educativo, una prioridad en el venidero periodo académico.

Más de Mil 122 educadores locales reunidos en 11 sedes analizaron temas referidos a la inclusión educativa, el trabajo con la familia, la violencia, el tratamiento a las adicciones, el diagnostico y la labor eduacactivas en las instituciones educacionales.

Yaquelín Reyes Cisneros, subdirector general de Educación en Amancio, destacó la preparación de los ponentes encargados de impartir los temas, así como la profundidad de los análisis   y la socialización de las experiencias.

Reyes Cisneros precisó que este seminario ha sido el espacio propicio para dar una mirada desde lo interno a lo que se ha hecho, a las dificultades y debilidades que se enfrentan en el proceso educativo para trazar pautas en el trabajo y en ese sentido dirigir las acciones el próximo curso escolar.

Por su parte los docentes de la más sureña de las localidades tuneras coincidieron en afirmar lo provechoso del seminario y la importancia de lograr un estrecho vinculo entre familia, escuela y comunidad, para incidir en la formación integral de las nuevas generaciones.

Asimismo resaltaron lo novedoso de los temas impartidos y como les ha permitido tener una mejor óptica de la labor educativa que deben realizar en función de prever el error y trabajar en función de erradicar los problemas que puedan tener los educandos.